PASIÓN POR EL IBÉRICO

Toda una vida dedicada al mundo del ibérico.
Un legado de cuatro generaciones que ha mantenido viva la esencia y el respeto a la tradición a lo largo de casi un siglo.

VER VÍDEO

DE LOS AÑOS 30 HASTA NUESTRO DÍAS

Nuestros inicios se remontan a principios de los años 30 cuando Bernardo Hernández Blázquez, fundador de BEHER, comenzó a comercializar los primeros productos ibéricos que elaboraba de forma artesanal.

En la década de los 70 tomaba el relevo Bernardo Hernández García, hijo del fundador, quien hizo crecer a BEHER de manera exponencial e internacionalizó la marca gracias a las primeras exportaciones. Es en este momento cuando se incorpora a la empresa la crianza del cerdo autóctono 100% ibérico, donde la selección genética implantada desde los inicios ha resultado ser la clave para lograr la excelencia actual de nuestros productos.



Con el cambio de siglo y la llegada de la tercera generación con Bernardo y Jorge Hernández Tinoco al frente, BEHER es ya una empresa consolidada y reconocida en todo el mundo que controla todo el proceso productivo, desde la cría del cerdo, pasando por la elaboración y curación y terminando con la puesta en valor y la venta de nuestros ibéricos gracias a una gran red de distribución y a nuestras tiendas y restaurantes repartidos entre España y Portugal.

A día de hoy empieza a estar presente la cuarta generación y en BEHER seguimos apostando fielmente por la calidad y la autenticidad de todos nuestros productos, donde el entorno digital, la innovación y las nuevas tecnologías nos obligan a seguir trabajando duro para adaptarnos a los nuevos tiempos y a las necesidades y gustos del mercado.

  • 1930

    En los años 30 Bernardo Hernández Blázquez comienza a vender en Guijuelo los primeros productos curados y elaborados de manera artesanal.

  • 1970

    En la década de los 70 tras años de crecimiento sostenido toma el relevo su hijo, Bernardo Hernández García, quien decide incluir la cría del cerdo ibérico como valor añadido a su actividad.

  • 2000

    Con el cambio de siglo BEHER ha evolucionado de un pequeño negocio a una gran empresa familiar con reconocimiento nacional e internacional liderada ahora por la tercera generación con Bernardo y Jorge Hernández Tinoco al frente.

  • 2020

    El mundo no para y BEHER tampoco. La cuarta generación de BEHER ya trabaja para liderar el futuro del sector, adaptándose a las nuevas tecnologías y tendencias del mercado.

NUESTRAS FINCAS

UN VALOR 100% SEGURO

En la actualidad contamos con varias fincas repartidas entre España y Portugal con más de 3.000 madres reproductoras y 70 machos, todos Ibéricos Puros, además de un centro propio de inseminación.

HOMOLOGADOS EN EL MUNDO

Bernardo Hernández comenzó la aventura de la venta de productos de cerdo ibérico a otros países hace más de 40 años con las primeras ventas a países de Europa y de la actual Unión Europea.La exportación a países de fuera de la Unión Europea comenzó en el año 1960 con las primeras operaciones en Sudamérica. Actualmente BEHER está representado en más de 50 países de los cinco continentes.

RECONOCIMIENTO

En BEHER nos sentimos muy orgullosos de la calidad del producto que realizamos con empeño y mucho mimo. Prueba de ello, son los innumerables premios y reconocimientos que hemos recibido a lo largo de esta andadura profesional.

Los últimos a destacar podían ser el de mejor Jamón de Bellota de Castilla y León en los años 2013, 2016 y 2018, el Premio Nacional del Salón del Jamón, la Medalla de Oro en la Feria SUFFA (Stuttgart), el Premio La Posada del periódico El Mundo al Mejor Proyecto Empresarial de la provincia de Salamanca en el año 2019 o al Mejor Packaging en los premios LiderPack.

Pero sin duda el reconocimiento más importante es saber que detrás de este medallero se esconde una larga trayectoria de tesón, sacrificio y duro trabajo de toda la familia BEHER.