Nuestra crónica post-partido Guijuelo Vs. Atlético de Madrid

ACTUALIDAD

Comments (0) / 02/12/2016

El día 30 de Noviembre de 2016 pasará al recuerdo de todos los aficionados del Club Deportivo Guijuelo, por ser la fecha en la que se midieron contra un equipo de Primera y Subcampeón de Europa como es el Atlético de Madrid. Sin embargo, no solo estará presente entre los aficionados del Guijuelo, ya que miles de salmantinos y personas procedentes de distintos puntos de la provincia, disfrutaron y vivieron una noche inolvidable en el añorado Estadio Helmántico.

La jornada comenzó en tierras del equipo anfitrión, en Guijuelo, donde las juntas directivas de ambos equipos se reunieron para comer en un restaurante de la localidad. En este primer encuentro, las miradas recayeron sobre el Presidente del Club Deportivo Guijuelo y uno de los dirigentes de BEHER, Jorge Hernández, al mostrar una vez más su compromiso con el club, llevando una corbata y pañuelo a juego con la famosa equipación del equipo formada por lonchas de jamón ibérico.

Desde Guijuelo, se pusieron a disposición de los socios y vecinos, autobuses que salían a lo largo de la tarde y que los acercaban hasta el Helmántico. El ambiente se empezó a calentar en las inmediaciones del estadio, donde una carpa instalada por el Club y la Denominación de Origen de Guijuelo, esperaba a los socios para ofrecerles el producto estrella de la localidad de la mano de cortadores profesionales, y empezar así a disfrutar de la que sería una gran noche.

En torno a las siete de la tarde, el tráfico se volvió un caos. Miles de aficionados comenzaron a llegar para recibir a los jugadores de ambos equipos, enfundados en sus bufandas y camisetas, donde destacaba la famosa “jamoneta”. En pocos minutos se empezaron a formar largas colas en todos los accesos al estadio, colas que se vieron recompensadas con una bolsa de bienvenida que contenía un bocadillo de jamón ibérico, producto donado por diversas empresas industriales patrocinadoras del equipo Guijuelo.

Una vez dio comienzo el partido, el estadio se volcó con el equipo local, quienes ofrecieron lo mejor de sí mismos hasta la llegada en el minuto 28, de un dudoso penalti a favor del Atlético que inauguró el marcador. Fue a partir de este momento en el que fue imposible parar a un equipo de primera que llegó a encajar un total de 6 goles.

A pesar del resultado, el Club Deportivo Guijuelo jugó un buen partido y así se lo recompensó la afición, quien no dejó de animar con canticos y aplausos. Tal fue el buen ambiente que se respiraba, que hubo tiempo para hacer una “ola”, y recordar a la extinta y añorada Unión Deportiva Salamanca, que hizo a más de un aficionado emocionar. Como anécdota, si por la mañana el centro de las miradas fue el Presidente del Guijuelo con su corbata, por la noche uno de los protagonistas que se convirtió sin quererlo en el foco de atención, fue el fisioterapeuta del equipo al salir al campo para atender a un jugador con un botiquín de lo más atractivo, nada más y nada menos que una pata de jamón ibérico.

Fue una noche única que pasará a la historia de este club, que volverá a dar lo mejor de sí mismo en la próxima cita el 20 de diciembre en el Calderón.

Comentarios

comentarios