Montanera 2017-2018

ACTUALIDAD NOTICIAS

Comments (0) / 24/10/2017

Ya están preparados nuestros cerdos para alimentarse a base de las bellotas lucidas que ya comienzan a caer de las encinas. A lo largo de Noviembre, diciembre y enero vivieron el sueño de todo cerdo ibérico: campear a sus anchas por las extensas dehesas, buscando su manjar bajo las encinas, complementando su dieta con pastos, retozando en los charcos y sesteando con sus panzas bien llenas.

Una de las principales características de la calidad de los productos BEHER se debe a las excelentes propiedades nutritivas que posee la bellota.

montanera

Las grasas del cerdo ibérico de bellota tienen más del 55% de ácido oleico (mono-insaturado). Estas grasas, según se ha demostrado en rigurosos estudios científicos, producen un efecto beneficioso sobre el colesterol en sangre, propiciando un incremento de la tasa del colesterol beneficioso (HDL) y reduciendo la tasa del colesterol perjudicial (LDL).

Este conocido fruto procedente de la encina, el roble y el alcornoque, tiene un alto contenido de hidratos de carbono (alrededor de un 46%) y es bajo en proteínas, grasas y celulosa. También contiene una gran cantidad de propiedades medicinales que favorecen la cura o mejoría de muchas enfermedades.

La proporción total de ácidos grasos insaturados en la grasa de los productos curados de cerdo ibérico alimentado con bellotas es mayor del 75%, lo que hace que sea la más “cardiosaludable” de todas las grasas animales conocidas.

montanera

Además de este efecto beneficioso sobre el colesterol, el jamón ibérico proporciona proteínas, vitaminas B1, B6, B12 y ácido fólico, muy beneficiosas para el sistema nervioso y el buen funcionamiento del cerebro. También es rico en vitamina E, un poderoso antioxidante, y en minerales como el cobre, esencial para los huesos y cartílagos, calcio, hierro, zinc, magnesio, fósforo y selenio, este último muy ligado a procesos de antienvejecimiento.

Como siempre la montanera BEHER, con el doble de hectáreas por animal de lo que estipula la ley, (10.000 cerdos en unas 25.000 hectáreas), nos asegura que los ejemplares seleccionados cuidadosamente desde su nacimiento tengan una calidad extraordinaria al llegar a nuestras instalaciones.

Recordemos que un cerdo ibérico en montanera puede comer unos 8/10 kg de bellota al día y que el período abarca desde octubre hasta marzo. Lo habitual durante este tiempo es que los cerdos campeen en las dehesas desde los 80/100 kg, hasta alcanzar los 160/185 kg cuando llegan a cumplir los 16/20 meses de vida, aprovechando los recursos naturales de este magnífico ecosistema para llegar al peso mínimo óptimo de sacrificio de 14 a 16 *arrobas.

Los animales están disfrutando de la montanera en el Alentejo portugués (región limítrofe con la provincia de Badajoz); en el Valle de los Pedroches (Córdoba); en la Sierra de San Pedro (suroeste de la provincia de Cáceres); en la Sierra Norte de Sevilla y en la Ribera del Yeltes (oeste de la provincia de Salamanca).

Comentarios

comentarios