Maneras de cocinar el lomo de cerdo ibérico

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Existe una receta de lomo de cerdo para cada persona. Da igual si nos gusta la cocina saludable, las recetas clásicas o las experimentales. Gracias a la jugosidad de la carne y la suavidad del sabor, resulta sencillo encontrarle parejas con las que crear una combinación deliciosa. Un buen ejemplo son estas cuatro recetas que apasionan al equipo de BEHER.

Lomo de cerdo a la sal

La cocina a la sal es muy saludable y sencilla. A través de esta técnica, los alimentos se cocinan en su propio jugo y son capaces de mantener todas sus propiedades. Además, conseguimos el punto exacto de salazón sin tener que controlar nosotros las cantidades. Para preparar esta receta necesitamos:

  • Una pieza de lomo de cerdo.
  • Sal gruesa (suficiente para cubrir la pieza entera).
  • Dos claras de huevo.
  • 10 g de mostaza amarilla en grano.
  • 10 g de mostaza negra en grano.
  • 10 g de Enebro.
  • 10 g de Pimienta negra.
  • 20 g de jengibre en polvo.
  • 40 g de pimentón de la vera.
  • 20 g de comino.
  • 20 g de cúrcuma.

La elaboración es muy sencilla y solo necesitamos meter todas las especias en una procesadora de alimentos o picadora. Cuando tengamos un polvo uniforme, utilizaremos las manos para hacer una fina capa en la pieza del lomo. Gracias a la humedad de la carne, estas deberían adherirse sin dificultad. Recuerda que vas a cocinar con sal, por lo que no debes salarlo.

Para preparar la sal, tomaremos el resto de las especias y la clara de huevo. La consistencia debe de ser la de una pasta seca, con la que podamos moldear, pero que no suelte ningún tipo de líquido. Una vez lista, en un recipiente apto para el horno, haremos una cama con parte de la sal. Pondremos el lomo especiado encima y cubriremos con el resto de la pasta. Es importante que la carne quede completamente tapada, por lo que, si es necesario, nos ayudaremos de las manos para conseguir que quede una costra uniforme.

Lo ponemos al horno precalentado a 200 grados durante unos 30 minutos. Después lo retiramos y lo dejamos reposar otros 10. Se puede servir con una guarnición de col y, si nos gustan las salsas, acompañarlo de una de mostaza, miel y salvia elevará todos los sabores de nuestro plato.

Lomo de cerdo Wellington

Esta es una receta de lomo de cerdo ibérico clásica y aplaudida por todos los amantes de la cocina tradicional. Consiste en una pieza de lomo o solomillo recubierta de hojaldre y asada al horno. Para prepararla necesitamos:

  • 1 lomo de cerdo de unos 600 g.
  • 400 g de hojaldre.
  • 120 ml de nata.
  • 100 g de jamón serrano.
  • Un chorrito de brandy.
  • 75 g de paté de hígado de cerdo.
  • Tomillo.
  • 300 g de champiñones.
  • 100 g de cebolla.
  • 1 huevo.
  • Sal y pimienta.

Empezamos preparando la salsa. Para ello sofreiremos la cebolla en una sartén y, cuando esté lista, añadiremos los champiñones previamente picados. Una vez hayan soltado la humedad, pondremos la nata, un poco de tomillo, el brandy, sal y pimienta y dejaremos que la mezcla espese.

Para preparar el lomo, es importante conseguir una pieza homogénea, por eso es recomendable atarlo. Lo salpimentamos y lo sellamos en una sartén o plancha. Primero a fuego fuerte para conseguir que la carne retenga mejor los jugos y luego a fuego lento para ayudar que el calor llegue hasta el interior. Una vez esté listo, envolveremos la pieza en papel aluminio y esperaremos a que se enfríe completamente.

Con la ayuda de un film de plástico, vamos a poner las lonchas de jamón a lo largo y solapadas entre sí para poder crear una cobertura uniforme para el lomo. Después pondremos la salsa de champiñones por encima, cortaremos y quitaremos el hilo de la carne y, una vez recubierta por una fina capa de paté, la pondremos sobre un extremo de la lámina de ibérico.

El objetivo es enrollar el jamón y la salsa alrededor del lomo. El papel film nos ayudará a hacer girar la pieza. Es importante que quede prieto, por lo que, una vez hayamos terminado la envoltura, colocaremos otra capa encima y giraremos los extremos del plástico para ayudar a compactar lo que está en el interior. Esto debe reposar y asentarse en el frigorífico durante unas dos horas.

Precalentamos el horno a 200 grados, quitamos el plástico del lomo y lo cubrimos con el hojaldre de manera homogénea. Pinchamos la masa para que no se hagan burbujas, la pintamos de huevo y metemos el lomo en el horno unos 25 minutos hasta que tenga una apariencia dorada y crujiente.

Antes de servir, dejaremos que la pieza repose un cuarto de hora. Esto evitará que, al cortar el lomo, este se desmorone. Lo emplataremos en rodajas de unos 3 centímetros y acompañado de una salsa de frutos rojos o de manzana.

Lomo de cerdo encebollado

Esta forma de cocinar el lomo de cerdo es bastante rápida y sencilla. Además, gusta a toda la familia. Para prepararla necesitamos:

  • 1 pieza de lomo de cerdo ibérico.
  • 400 g de patatas.
  • 2 cebollas.
  • Sal y pimienta.

Empezamos sellando el lomo a fuego fuerte en una sartén. Lo salpimentamos y dejamos aparte. Cortamos las patatas en rodajas de un centímetro de ancho y las doramos en el mismo aceite. En un recipiente de horno, hacemos una cama con las patatas y colocamos la carne encima. Por último, tras haber cortado la cebolla en juliana, la pasamos por la sartén hasta que esté trasparente y la ponemos en el recipiente cubriendo la carne y las patatas.

Para terminar de cocinar todo, pondremos la bandeja con la carne dentro del horno precalentado a 200 grados unos 20 minutos. Como está cocinado con las verduras, una de las ventajas de este plato es que no tendremos que preparar ni guarnición ni salsas.

Lomo de cerdo a la cerveza

Si no tenemos horno, siempre podemos buscar otras alternativas para cocinarlo. La olla exprés es perfecta porque facilita que la carne se haga de forma homogénea y nos ayuda a ahorrar tiempo. Para esta receta necesitamos:

  • 600 g de lomo de cerdo ibérico.
  • 2 zanahorias.
  • 1 cebolla.
  • 1 cerveza.
  • 3 dientes de ajo.
  • Laurel.
  • Tomillo.
  • Sal y pimienta.

La preparamos sellando el lomo en el fondo de la olla. Después añadimos los dientes de ajo sin pelar (esto evita que se quemen, las zanahorias cortadas y la cebolla. Una vez que esté todo dorado, añadiremos la cerveza, una hoja de laurel y el tomillo. Dejamos que cueza unos segundos para que el alcohol se evapore y cerramos la tapa.

Una vez que la válvula de la olla haya subido, lo dejaremos cocinarse 15 minutos. Esperamos a que baje la presión, damos la vuelta al lomo y repetimos el proceso. Quitamos la hoja de laurel y ponemos la carne aparte. Con el resto de las verduras hacemos un puré que utilizaremos como salsa. Serviremos el lomo en filetes de uno o dos centímetros acompañado con el aderezo que acabamos de hacer.

Trucos para cocinar el lomo de cerdo y que quede perfecto siempre

Además de conocer recetas deliciosas como estas, si queremos saber cómo cocinar el lomo de cerdo ibérico y que siempre nos quede bien, nos interesa saber algunos trucos a la hora de prepararlo. Algunos secretos de los chefs son:

Elegir bien la pieza

Si en lugar de comprar la pieza más uniforme y redondita elegimos la que está dividida en dos y parece tener dos colores, nos beneficiaremos de la mayor concentración de grasa y colágeno. Nos quedarán unos asados más jugosos.

La temperatura del horno

Otro truco para evitar que la carne pierda jugos es introducirla en el horno cuando este ya ha cogido temperatura. De lo contrario perderá líquidos y, en lugar de asarse, se cocerá.

Sellar la carne

Si no queremos que los jugos de nuestro lomo ibérico se pierdan en la sartén, es importante crear una película alrededor que lo proteja. Podemos hacerlo cocinándolo con “costra”, como en el caso de la receta a la sal, o pasándole por la sartén a fuego fuerte antes de salarlo y empezar a cocinarlo.

Atemperar el lomo

Cuanta mayor es la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior de la pieza de lomo, más trabajo le cuesta hacerse homogéneamente. Si dejamos las piezas un rato a temperatura ambiente, evitaremos que el exterior quede reseco y el interior sin hacer.

Marinar la carne antes cocinarla

Colocar la carne en aceite y añadirle aromáticas o especias nos servirá para que adquiera aromas y que resulte más sencillo darle el punto justo a la hora de cocinarla. Podemos dejar la pieza reposar u optar por una cocción en confit, a fuego muy lento durante mucho tiempo.

Estamos seguros de que todos los amantes del placer de comer que sigan nuestros consejos les va a costar elegir qué receta de lomo de cerdo es su preferida. Además, apostando por productos de calidad como los de Beher tendrán gran parte del trabajo hecho.

Maneras de cocinar el lomo de cerdo ibérico

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Existe una receta de lomo de cerdo para cada persona. Da igual si nos gusta la cocina saludable, las recetas clásicas o las experimentales. Gracias a la jugosidad de la carne y la suavidad del sabor, resulta sencillo encontrarle parejas con las que crear una combinación deliciosa. Un buen ejemplo son estas cuatro recetas que apasionan al equipo de BEHER.

Lomo de cerdo a la sal

La cocina a la sal es muy saludable y sencilla. A través de esta técnica, los alimentos se cocinan en su propio jugo y son capaces de mantener todas sus propiedades. Además, conseguimos el punto exacto de salazón sin tener que controlar nosotros las cantidades. Para preparar esta receta necesitamos:

  • Una pieza de lomo de cerdo.
  • Sal gruesa (suficiente para cubrir la pieza entera).
  • Dos claras de huevo.
  • 10 g de mostaza amarilla en grano.
  • 10 g de mostaza negra en grano.
  • 10 g de Enebro.
  • 10 g de Pimienta negra.
  • 20 g de jengibre en polvo.
  • 40 g de pimentón de la vera.
  • 20 g de comino.
  • 20 g de cúrcuma.

La elaboración es muy sencilla y solo necesitamos meter todas las especias en una procesadora de alimentos o picadora. Cuando tengamos un polvo uniforme, utilizaremos las manos para hacer una fina capa en la pieza del lomo. Gracias a la humedad de la carne, estas deberían adherirse sin dificultad. Recuerda que vas a cocinar con sal, por lo que no debes salarlo.

Para preparar la sal, tomaremos el resto de las especias y la clara de huevo. La consistencia debe de ser la de una pasta seca, con la que podamos moldear, pero que no suelte ningún tipo de líquido. Una vez lista, en un recipiente apto para el horno, haremos una cama con parte de la sal. Pondremos el lomo especiado encima y cubriremos con el resto de la pasta. Es importante que la carne quede completamente tapada, por lo que, si es necesario, nos ayudaremos de las manos para conseguir que quede una costra uniforme.

Lo ponemos al horno precalentado a 200 grados durante unos 30 minutos. Después lo retiramos y lo dejamos reposar otros 10. Se puede servir con una guarnición de col y, si nos gustan las salsas, acompañarlo de una de mostaza, miel y salvia elevará todos los sabores de nuestro plato.

Lomo de cerdo Wellington

Esta es una receta de lomo de cerdo ibérico clásica y aplaudida por todos los amantes de la cocina tradicional. Consiste en una pieza de lomo o solomillo recubierta de hojaldre y asada al horno. Para prepararla necesitamos:

  • 1 lomo de cerdo de unos 600 g.
  • 400 g de hojaldre.
  • 120 ml de nata.
  • 100 g de jamón serrano.
  • Un chorrito de brandy.
  • 75 g de paté de hígado de cerdo.
  • Tomillo.
  • 300 g de champiñones.
  • 100 g de cebolla.
  • 1 huevo.
  • Sal y pimienta.

Empezamos preparando la salsa. Para ello sofreiremos la cebolla en una sartén y, cuando esté lista, añadiremos los champiñones previamente picados. Una vez hayan soltado la humedad, pondremos la nata, un poco de tomillo, el brandy, sal y pimienta y dejaremos que la mezcla espese.

Para preparar el lomo, es importante conseguir una pieza homogénea, por eso es recomendable atarlo. Lo salpimentamos y lo sellamos en una sartén o plancha. Primero a fuego fuerte para conseguir que la carne retenga mejor los jugos y luego a fuego lento para ayudar que el calor llegue hasta el interior. Una vez esté listo, envolveremos la pieza en papel aluminio y esperaremos a que se enfríe completamente.

Con la ayuda de un film de plástico, vamos a poner las lonchas de jamón a lo largo y solapadas entre sí para poder crear una cobertura uniforme para el lomo. Después pondremos la salsa de champiñones por encima, cortaremos y quitaremos el hilo de la carne y, una vez recubierta por una fina capa de paté, la pondremos sobre un extremo de la lámina de ibérico.

El objetivo es enrollar el jamón y la salsa alrededor del lomo. El papel film nos ayudará a hacer girar la pieza. Es importante que quede prieto, por lo que, una vez hayamos terminado la envoltura, colocaremos otra capa encima y giraremos los extremos del plástico para ayudar a compactar lo que está en el interior. Esto debe reposar y asentarse en el frigorífico durante unas dos horas.

Precalentamos el horno a 200 grados, quitamos el plástico del lomo y lo cubrimos con el hojaldre de manera homogénea. Pinchamos la masa para que no se hagan burbujas, la pintamos de huevo y metemos el lomo en el horno unos 25 minutos hasta que tenga una apariencia dorada y crujiente.

Antes de servir, dejaremos que la pieza repose un cuarto de hora. Esto evitará que, al cortar el lomo, este se desmorone. Lo emplataremos en rodajas de unos 3 centímetros y acompañado de una salsa de frutos rojos o de manzana.

Lomo de cerdo encebollado

Esta forma de cocinar el lomo de cerdo es bastante rápida y sencilla. Además, gusta a toda la familia. Para prepararla necesitamos:

  • 1 pieza de lomo de cerdo ibérico.
  • 400 g de patatas.
  • 2 cebollas.
  • Sal y pimienta.

Empezamos sellando el lomo a fuego fuerte en una sartén. Lo salpimentamos y dejamos aparte. Cortamos las patatas en rodajas de un centímetro de ancho y las doramos en el mismo aceite. En un recipiente de horno, hacemos una cama con las patatas y colocamos la carne encima. Por último, tras haber cortado la cebolla en juliana, la pasamos por la sartén hasta que esté trasparente y la ponemos en el recipiente cubriendo la carne y las patatas.

Para terminar de cocinar todo, pondremos la bandeja con la carne dentro del horno precalentado a 200 grados unos 20 minutos. Como está cocinado con las verduras, una de las ventajas de este plato es que no tendremos que preparar ni guarnición ni salsas.

Lomo de cerdo a la cerveza

Si no tenemos horno, siempre podemos buscar otras alternativas para cocinarlo. La olla exprés es perfecta porque facilita que la carne se haga de forma homogénea y nos ayuda a ahorrar tiempo. Para esta receta necesitamos:

  • 600 g de lomo de cerdo ibérico.
  • 2 zanahorias.
  • 1 cebolla.
  • 1 cerveza.
  • 3 dientes de ajo.
  • Laurel.
  • Tomillo.
  • Sal y pimienta.

La preparamos sellando el lomo en el fondo de la olla. Después añadimos los dientes de ajo sin pelar (esto evita que se quemen, las zanahorias cortadas y la cebolla. Una vez que esté todo dorado, añadiremos la cerveza, una hoja de laurel y el tomillo. Dejamos que cueza unos segundos para que el alcohol se evapore y cerramos la tapa.

Una vez que la válvula de la olla haya subido, lo dejaremos cocinarse 15 minutos. Esperamos a que baje la presión, damos la vuelta al lomo y repetimos el proceso. Quitamos la hoja de laurel y ponemos la carne aparte. Con el resto de las verduras hacemos un puré que utilizaremos como salsa. Serviremos el lomo en filetes de uno o dos centímetros acompañado con el aderezo que acabamos de hacer.

Trucos para cocinar el lomo de cerdo y que quede perfecto siempre

Además de conocer recetas deliciosas como estas, si queremos saber cómo cocinar el lomo de cerdo ibérico y que siempre nos quede bien, nos interesa saber algunos trucos a la hora de prepararlo. Algunos secretos de los chefs son:

Elegir bien la pieza

Si en lugar de comprar la pieza más uniforme y redondita elegimos la que está dividida en dos y parece tener dos colores, nos beneficiaremos de la mayor concentración de grasa y colágeno. Nos quedarán unos asados más jugosos.

La temperatura del horno

Otro truco para evitar que la carne pierda jugos es introducirla en el horno cuando este ya ha cogido temperatura. De lo contrario perderá líquidos y, en lugar de asarse, se cocerá.

Sellar la carne

Si no queremos que los jugos de nuestro lomo ibérico se pierdan en la sartén, es importante crear una película alrededor que lo proteja. Podemos hacerlo cocinándolo con "costra", como en el caso de la receta a la sal, o pasándole por la sartén a fuego fuerte antes de salarlo y empezar a cocinarlo.

Atemperar el lomo

Cuanta mayor es la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior de la pieza de lomo, más trabajo le cuesta hacerse homogéneamente. Si dejamos las piezas un rato a temperatura ambiente, evitaremos que el exterior quede reseco y el interior sin hacer.

Marinar la carne antes cocinarla

Colocar la carne en aceite y añadirle aromáticas o especias nos servirá para que adquiera aromas y que resulte más sencillo darle el punto justo a la hora de cocinarla. Podemos dejar la pieza reposar u optar por una cocción en confit, a fuego muy lento durante mucho tiempo.

Estamos seguros de que todos los amantes del placer de comer que sigan nuestros consejos les va a costar elegir qué receta de lomo de cerdo es su preferida. Además, apostando por productos de calidad como los de Beher tendrán gran parte del trabajo hecho.

Bernardo Hernández S.L. ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar la competitividad de las Pymes y gracias al cual ha podido acometer dos actuaciones de gran calado: 1) Digitalización del proceso de transformación dentro del plan estratégico de Industria 4.0, con el objetivo de mejorar la trazabilidad de las materias primas y los productos elaborados. 2) Elaboración del Plan de Marketing Digital Internacional con el objetivo de mejorar el posicionamiento online en mercados exteriores. Para todo ello ha contado con el apoyo del Programa XPANDE DIGITAL de la Cámara de Comercio de Salamanca “Una manera de hacer Europa” y el Programa Incorporación de las TIC en las Pymes desarrollado por el Instituto para la Competitividad Empresarial de la Junta de Castilla y León.
"Una manera de hacer Europa"

Bernardo Hernández S.L. ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar la competitividad de las Pymes y gracias al cual ha podido acometer dos actuaciones de gran calado: 1) Digitalización del proceso de transformación dentro del plan estratégico de Industria 4.0, con el objetivo de mejorar la trazabilidad de las materias primas y los productos elaborados. 2) Elaboración del Plan de Marketing Digital Internacional con el objetivo de mejorar el posicionamiento online en mercados exteriores. Para todo ello ha contado con el apoyo del Programa XPANDE DIGITAL de la Cámara de Comercio de Salamanca “Una manera de hacer Europa” y el Programa Incorporación de las TIC en las Pymes desarrollado por el Instituto para la Competitividad Empresarial de la Junta de Castilla y León.

"Una manera de hacer Europa"
COMPRAR AHORA