Cómo elegir un soporte jamonero

ACTUALIDAD

Comments (0) / 20/01/2020

Puede que hayas sido un afortunado y en tu cesta de Navidad te han regalado un jamón o una paleta. O puede que te hayas decidido por hacer un regalo para ti y para tu familia y has comprado un buen jamón ibérico para las pasadas fiestas. Pero para sacarle el mejor partido al mejor producto necesitamos tener un jamonero profesional o al menos contar con herramientas de buena calidad, y en este caso depende de donde pongamos el jamón para proceder a su manipulación.  

Ha día de hoy existen gran variedad de jamoneros en multitud de páginas web para adquirir este elemento. Nosotros te proponemos unos puntos a tener en cuenta que no deben fallar para que la elección sea la correcta. 

Pero, el jamonero ¿de qué material tiene que ser?

Este será la primera de las decisiones que tendremos que tomar. Aquí depende del uso que le vayas a dar. Si va a ser un uso más profesional no tiene nada que ver con un uso esporádico, lógicamente el precio va a influir, pero en todo caso, el cuidado y limpieza del mismo influirá en su duración. 

Tenemos 3 opciones: 

El jamonero fabricado en acero inoxidable: Está más pensado para uso profesional. Es más fácil de limpiar y manipular, y no sufre tanto desgaste como el resto de opciones. 

El jamonero de madera: Es el que probablemente tengamos todos en casa. Es más elegante, pero su durabilidad es inferior. Además, requiere más cuidados que el de acero. 

El jamonero sintético: Es el menos fiable de todos. Pesa poco por lo que tiende a ser inestable, lo que puede hacer que sea peligroso en algunos casos. Lógicamente es el más barato de los tres. 

Otras partes del jamonero a tener en cuenta

Al estar construidos con diferentes materiales, el peso de cada uno va a variar y esto influirá en la estabilidad del jamonero. Si a esto le unimos el peso del propio jamón y unos tacos de plástico en la base, reducimos considerablemente las posibilidades de un posible deslizamiento, evitando un mal corte o un accidente. 

Para aumentar la estabilidad y facilitar el corte, tendremos que tener en cuenta el tamaño de la baseEn este punto hay cortadores que prefieren usar bases más largas ya que le permiten tener colocado el jamón más recto y eso les facilita un mejor corte. En todo caso, depende del uso que se le vaya a dar, si eres un cortador profesional, o sueles cortar bastante a menudo piezas grandes, de 12kg o más, será mejor una base más larga. Sin embargo, si sueles cortar paletillas o jamones más pequeños, o el uso es más esporádico, no será necesario el uso de una base tan grande en tu jamonero. 

Pasamos ahora a revisar el pincho del jamonero. Este puede ser llevar uno, dos o tres enganches para asegurar la estabilidad de la parte baja del jamón. No todos los profesionales están de acuerdo con estos pinchos, ya que, al abrir pequeños agujeros en el jamón, provocan que se cuele aire en su interior, que puede modificar las características en cuanto a color, olor y sabor de la pieza.  

Para evitar estas inconveniencias de nuestro jamonero, disponemos en el mercado de diferentes opciones, todas ellas basando la sujeción principal en la pezuña y dando el suficiente agarre para que la pieza solo tenga que apoyarse en su base, si tener que quedar agujereada. 

Cuidados del jamonero y transporte

Mucha gente opta por dejarlo establecido en un sitio fijo, ya que, para un uso personal, lo solemos dejar en la cocina, con un paño tapando el jamón (si la parte que estamos cortando la cubrimos con un poco del propio tocino, haremos que en próximo corte las lonchas no estén secas), pero esto supone el ocupar un espacio bastante grande, ya que es un producto voluminoso, incluso sin tener un jamón.  

Por esta razón y para los profesionales que tienen que viajar con su propio jamonero, existen las opciones de jamoneros con el brazo plegable, que facilita mucho su labor. Si a esto le añadimos una buena funda, el almacenaje y transporte será más fácil. 

Pero antes de guardarlo, debemos hacer una buena limpieza del jamonero. Si los materiales son sintéticos, será más fácil de limpiar, la gran ventaja de este tipo de soporte. Si es de acero inoxidable, deberemos darle una buena limpieza. 

En el caso de que sea madera, la propia grasa del jamón permitirá un buen conservado, pero esto no quiere decir que no lo limpiemos. La proliferación de bacterias, hongos y mohos se puede producir si no lo mantenemos limpio. Puede que el aspecto se vaya deteriorando, pero eso no quiere decir que haya que deshacerse de él.  

Tipos de jamoneros y Cómo se coloca el jamón en el jamonero

Normalmente el jamonero que todos usamos o que vemos suele ser un jamonero horizontal. Pero existen otras formas de dar soporte a nuestra pieza. 

Vamos a echarle un vistazo: 

  • Jamonero horizontal: El de toda la vida, el que todos tenemos en la cabeza cuando pensamos en un jamonero. La pata se sujeta de formas distintas, depende del jamonero, y pueden llevar en su parte inferior el sistema de pinchos que ya comentamos anteriormente, para evitar el balanceo. Esto hace que el volteo de la pieza no sea todo lo sencillo que nos gustaría, ni le da tanta estabilidad como otros modelos que veremos, pero también hay que tener en cuenta que es el más económico. 
  • Jamonero horizontal con sistema giratorio y basculante: Sistema relativamente novedoso y algo más caro que el de toda la vida. Este sistema permite que el jamonero gire sobre su eje facilitando así el corte, y en diferentes posiciones. Algunos modelos solo giran, otros solo oscilan, pero los hay que hacen ambos movimientos. Al ser una novedad, son jamoneros más caros, pero solo por el hecho de poder girar la pieza sin dificultad y sin mancharte ya hace que merezca la pena. 
  • Jamonero verticalCada vez hay más gente que opta por este tipo de soporte. Los hay de dos tipos:  
  • Colocando la pezuña hacia arriba: Tienen la ventaja de ocupar poco espacio en la cocina, pero el inconveniente de ser más incómodo a la hora de cortar la parte inferior. 
  • Colocando la pezuña hacia abajo: Al tener el peso en la parte superior, tiene más inestabilidad. Vale que ocupan poco en la cocina pero son incómodos a la hora de realizar el corte. 

En ambos casos, este jamonero no permite el volteo de una forma cómoda. 

Lo que buscamos con estos tipos de jamoneros, es la mejor forma de cortar bien el jamón y de la manera más cómoda y fácil posible. Al ir avanzando en el corte del jamón, necesitaremos poder girarlo de forma sencilla por la parte del agarre, que suele ser un tornillo que se clava en la pata, por encima de la pezuña. 

Esto lo facilita mucho los jamoneros giratorios, como ya hemos visto anteriormente. Para conseguir esa comodidad, también se recurre a un regulador de altura en el mástil, aunque alguno jamoneros que no son los giratorios, también lo incluyen, que hará que no tengamos que mover la palometa mientras podemos regular su altura a través de un sistema de presión por torniquetes de madera o mediante una palometa, que suele ser el sistema que más usan lo profesionales. 

Si ya hemos detectado cuál es el tipo de jamonero que se adapta a nuestras necesidades, ahora tenemos que saber cuál es el precio. 

Desde nuestro punto de vista, si te has decantado por uno de nuestros jamones, que puedes encontrar aquí, te recomendamos que inviertas un poco en el sistema que te va a permitir aprovechar mejor un producto de una calidad excepcional, además de darte más seguridad a la hora de cortar y disfrutar de nuestras piezas. 

Ahora que tienes toda la información ¿Cuál crees tú que es el sistema que mejor se adapta a ti? 

Comentarios

comentarios